Microsoft ya no necesita a Windows

¿Crees que Windows es el número uno metiendo dinero en la caja de Microsoft? Windows durante años fue de manera indiscutible la principal fuente de ingresos para Microsoft. Ahora que la compañía acaba de anunciar una nueva versión, Windows 10, que ha sido considerado como una gran mejora con respecto a su predecesor Windows 8, tiene sentido que pensemos que Windows sigue siendo el maná que solía ser. Sin embargo, la suposición es incorrecta. La principal fuente de ingresos de Microsoft a día de hoy y mayor generador de efectivo para Microsoft en el cuarto trimestre de 2015 fueron sus divisiones cloud. O sea, Azure es el número 1.

Entonces, ¿Windows es el número dos? No, el número 2 es el Gaming, la división de juegos. Hay muchas Xboxes ahí afuera, y no olvidemos que Microsoft compró recientemente Mojang, los creadores de Minecraft.

Entonces, Windows tiene que ser el número tres… No, tampoco. La respuesta sigue siendo no. El tercer lugar es para Microsoft Office.

Y por fin, en cuarto lugar, aportando poco más del 10% de los ingresos de Microsoft, encontamos a Windows.

Pobre Windows, quién te ha visto y quién te ve. ¿Qué ha pasado?

A pesar de los fracasos de Vista y de Windows 8, no es que haya sido superado por Apple o por Linux. Windows sigue siendo el sistema operativo de escritorio más popular. Lo que ha sucedido es que el escritorio se ha vuelto menos importante. El uso de las tablets puede no haber acabado con el PC, pero sin duda le ha causado un roto importante. Muchas personas seguimos usando PCs, pero para otras muchas, el PC ya es historia.

Mención aparte, la irrupción de los smartphones. Microsoft es consciente de la desconexión que esto le supuso de su base de usuarios. Ahí nació Windows Phone. Durante mucho tiempo Microsoft ha intentado encontrar un equilibrio en el mercado de telefonía móvil, sabiendo que el escritorio tiene un futuro limitado. Sin embargo, Microsoft finalmente está afrontando la dura verdad: Windows Phone es un fracaso.

El escritorio tiene sus días contados, el crecimiento está en la nube. Por eso Office y la propia Microsoft están en camino de convertirse en nube y servicios, y dejar de ser una empresa de escritorio.

Microsoft ha hecho los números con los ingresos de Windows: una baja del 5% en el último trimestre, a pesar del lanzamiento de Windows 10, mientras que la división de la nube de Microsoft vio crecer sus ingresos en un 5%, sin apenas esfuerzo. Recordemos: las ventas de Azure se incrementaron en un 140% el año pasado. Es evidente. Como dijo el propio Satya Nadella en la presentación de su informe trimestral: “La oportunidad de la cloud es enorme. Es más grande que cualquier mercado en el que hayamos participado nunca antes“.

Y sí, quería decir que para Microsoft hoy la oportunidad del cloud es más grande que lo que supuso en su momento para Microsoft el lanzamiento de Windows.

Nothing lasts forever…

Vía ZDNet

Anuncios