La siguiente frontera: CPDs submarinos. Microsoft y el proyecto Natick

Las empresas siguen buscando los mejores sitios para ubicar sus centros de proceso de datos intentando optimizar al máximo los costes de mantenimiento y explotación. Facebook, por ejemplo, construyó un centro de datos en Lulea (Suecia), las bajas temperaturas obviamente deben ayudar a reducir la energía necesaria para la refrigeración. El CPD de Facebook en Clonee (Irlanda) se aprovechará de la energía eólica disponible localmente a muy bajo precio. El centro de datos de Google en Hamina (Finlandia) utiliza el agua helada del mar de la bahía de Finlandia para optimizar la refrigeración.

Hasta ahí, todo entra dentro de lo habitual. La sorpresa viene cuando Microsoft empieza a estudiar la viabilidad y la rentabilidad de ubicar sus CPDs bajo el mar. Este es el Proyecto Natick.

Microsoft empezó a trabajar en Natick en 2014. Desde entonces, ha diseñado, construido y desplegado su propio centro de datos submarinos en el océano. Microsoft está probando estos CPD submarinos con miras de reducir la latencia de datos para los muchos usuarios que viven cerca de la costa (y lejos de los CPDs ubicados tierra adentro del continente) y también para permitir un rápido despliegue de un centro de datos en un momento dado.

Ya se encuentra en funcionamiento un primer prototipo bautizado como Leona Philpot (el personaje del juego de Xbox). Está situado a un kilómetro de distancia de la costa del Pacífico de los EE.UU, y ha estado siendo testeado de agosto a noviembre de 2015, según la web del proyecto.

Pero aún le queda mucho camino por recorrer y muchas pruebas que superar. Microsoft admite que aún es pronto para saber si el concepto es realmente fiable y si podrá ser adoptado por la empresa para seguir escalando posiciones en la guerra del cloud.

Vía Microsoft – Project Natick

 

Anuncios