Obama destinará 4.000 millones de dólares para enseñar a programar en las escuelas de Estados Unidos

La Casa Blanca parece no estar dispuesta a quedarse sentada esperando a que la educación en informática sea una prioridad en los EE.UU. El presidente Obama anunciaba ayer la puesta en marcha de la iniciativa “Ciencia de la Informática para Todos” -Computer Science for all- , programa en el que se destinarán 4.000 millones de dólares para ampliar la enseñanza en informática en escuelas a través de una combinación de mejores materiales para los cursos, acuerdos con empresas y formación del profesorado. El programa incluye además el envío de otros 100 millones de dólares directamente a los distritos escolares, más otros 135 millones destinados a la financiación de las organizaciones gubernamentales para fomentar la cooperación entre gobiernos locales y empresas de tecnología.

Algunas de estas empresas ya han prometido apoyo a las iniciativas educativas de Obama. Apple, Cartoon Network, Code.org, Facebook, Microsoft, Salesforce y Qualcomm están ampliando sus esfuerzos en el ámbito de la educación.

Echar montones de dinero sobre un problema no hace que el problema desaparezca, por supuesto. La inversión, si no está bien dirigida, no es garantía de nada. Sin embargo, este esfuerzo deja claro la importancia capital de abordar de inmediato un tema vital como es la capacitación tecnológica de los niños.

Constantemente vemos los titulares que nos dicen que hay n-mil puestos de trabajo sin cubrir por falta de trabajadores cualificados que reunan el perfil adecuado. O que las universidades echan a la calle titulados que no reúnen las condiciones que demanda el cambiante mercado de trabajo. ¿Qué hacemos para solucionarlo? Muy poco/nada.

“Nuestra economía está cambiando rápidamente, y los educadores y líderes empresariales están reconociendo cada vez más que la programación es la nueva habilidad básica necesaria para poder tener una oportunidades económicas y activar la movilidad social”. Eso manifestó ayer la Casa Blanca. ¿Cuándo se lo vamos a oir decir a la Moncloa?

 

Vía Re/Code

Anuncios