Las telcos se están desprendiendo de sus CPDs

Apple sigue construyendo Centros de Procesos de Datos. Recientemente ha solicitado los permisos necesarios al Condado de Washoe en Nevada para construir un nuevo conjunto de centros de datos cerca de sus CPDs de Reno. El nuevo Proyecto Huckleberry de Apple consiste en la construcción de un nuevo centro de datos, varios grupos de centros de datos y un edificio de apoyo. Parece lógico, viendo la expansión de la compañía en el mundo cloud. Lo mismo sucede con Amazon, Google, Facebook… GAFA, los sospechosos habituales.

Otros, sin embargo, parece que está dando marcha atrás en el negocio de los Centros de Datos: las operadoras de telecomunicaciones. Verizon -el principal operador de telefonía móvil de Estados Unidos- ha lanzado un proceso de venta de sus 48 centros de datos, por cuya venta esperan obtener 25.000 millones de dólares. El objetivo es racionalizar su cartera después de las desinversiones que realizaron el año pasado donde vendieron parte de negocio de su negocio fijo y de sus torres de telefonía móvil, y reducir la deuda que tiene desde la adquisición del negocio de Vodafone en Estados Unidos en 2014.

Me suena muy familiar. Telefónica está haciendo algo muy parecido, sólo que en vez de vender, está estudiando sacar a bolsa su negocio de torres de telefonía en España, Alemania e Iberoamérica (unas 60.000 torres de telefonía), y que incluiría también cables submarinos y centros de proceso de datos. Telefónica está asesorada por TAP, que curiosamente también ha trabajado para Verizon. El objetivo también es el mismo: aligerar la carga de deuda y tener dinero en caja para invertir.

No son las únicas. AT&T también está explorando la venta de sus activos de centros de datos desde el año pasado. CenturyLink anunció en noviembre del año pasado que estaba buscando alternativas estratégicas para sus CPDs. Windstream también vendió su negocio de CPDs por 575 millones de dólares a TierPoint el año pasado.

La reorientación del negocio de Verizon en torno a la prestación de servicios de telefonía sería una medida sensata, pero también indica las dificultades a las que las empresas de telecomunicaciones se enfrentan al tratar de operar en el ámbito de las infraestructuras y espacios de los CPDs. Las telco han tenido que adaptarse en los últimos años a clientes que buscan ofertas cada vez más sofisticadas y sobre todo, más baratas para la gestión de sus datos. Amazon por ejemplo arrancaba 2016 con nuevas bajadas de precios.

Las operadoras cuentan con numerosos CPDs, pero en su mayoría son antiguos, necesitan ser sustancialmente reformados para soportar las nuevas necesidades de seguridad, energía, rendimiento y niveles de servicio actuales, y esos costes no son nada menores. Además, las operadoras no son especialistas en la gestión de estos espacios. Como consecuencia de ello, a pesar de que cada vez hay más demanda de nuevos centros de proceso, quizá ese sea negocio para terceras partes. A las telco les interesa más ser un proveedor de servicios cloud en los que se apoyen en esos terceros, que tener en propiedad CPDs costosos de mantener y de evolucionar.

 

Vía BusinessCloudNews

Anuncios

Los comentarios están cerrados.