El “Appocalipsis”: la mayoría de usuarios de smartphones se bajan 0 apps al mes

Las aplicaciones móviles se dispararon en popularidad y en uso desde que Apple presentó el iPhone y la App Store en el verano de 2008. Según los informes de comScore, el 52% del tiempo que pasamos en internet lo hacemos a través de las apps. Apple, en su última conferencia de desarrolladores en junio, presumió de dato: 75.000 millones de descargas desde la App Store desde 2008 a 2015.

Sin embargo, en un nuevo informe de comScore, se anuncia un dato revelador (y preocupante para la industria): la mayoría de los estadounidenses propietarios de teléfonos inteligentes se descargan cero aplicaciones por mes.

Como se puede ver en el gráfico que encabeza el post, sólo un tercio de los usuarios de smartphone descargan alguna aplicación en un mes promedio, con el grueso de los que la descarga de una a tres aplicaciones. El 7% de usuarios de smartphone representan casi la mitad de toda la actividad de descarga por mes, informa comScore.

¿A qué se debe esto?

  • Estamos saturados de apps. Por el precio no será, porque la mayoría de las apps son gratuitas o cuestan unos pocos céntimos, pero nos hemos cansado de bajar una aplicación, darnos de alta, probarla y borrarla al poco. Hemos estado descargando y eliminando apps los últimos ocho años, y ya sabemos lo que nos gusta (Facebook, YouTube, WhatsApp, Instagram…) y lo que necesitamos (Google Maps, Gmail, Uber, Skype…). Se salvan algunas excepciones, como Snapchat o Telegram, o las apps de juegos. Las apps nos siguen siendo muy útiles, pero vamos al grano y a lo que necesitamos y a lo que realmente usamos.
  • Sigue siendo difícil encontrar una app. Si no sabes el nombre de la app, es muy difícil encontrarla. Como usuario básicamente tienes que apoyarte en los rankings de las “Top Ten” de las App Stores, que lo que hacen es poner arriba las apps de los grandes, y enterrar las nuevas apps de pequeñas empresas, que pueden ser muy interesantes pero que nunca van a poder ser descubiertas por el público masivo por estas políticas de las tiendas de aplicaciones y por sus muy deficientes motores de búsqueda.

¡Qué lejanos quedan aquellos tiempos en que el lanzamiento de una nueva app generaba eventos de prensa multitudinarios, donde el mundo de la tecnología se arremolinaba en torno al nuevo juguete y escribía sesudos análisis sobre las funcionalidades de la nueva aplicación! A día de hoy, se ha vuelto tan barato construir y poner en marcha una app, que se estima que cada día se suben 1000 nuevas apps a la App Store de Apple. La mayoría de ellas no sobrevivirá.

Mañana hablaremos un poco de todo esto y entraremos en algo más de detalle en A Un Clic De Las TIC…

Vía Qartz

Anuncios

Los comentarios están cerrados.