Un 2016 lleno de incertidumbres para Netflix

netflix

Las cadenas de televisión y operadoras telco están muy preocupadas mirando a Netflix. Netflix está ideando nuevas formas de ofrecer mejores servicios de streaming para que los clientes pueden consumir esos contenidos en múltiples dispositivos, está mejorando la programación de televisión, está produciendo series y películas de éxito mundial… Pero mientras todo el mundo parece deslumbrado con Netflix, hay ciertas debilidades que se han estando pasando por alto.., hasta ahora. Comparemos Netflix con YouTube, por ejemplo.

  • El crecimiento de YouTube en número de espectadores es asombroso. La última final de la Super Bowl, acaparó en febrero 114 millones de espectadores en Estados Unidos y es el programa más visto en la historia de la televisión de ese país. En junio, un usuario de YouTube subió un video de niños jugando en una bañera repleta de bolas de colores y nombrando los colores. Ha sido visto 249 millones de veces. Cierto es que el partido de fútbol americano dura unas horas, mientras el video -titulado The Ball Pit Show- dura unos dos minutos. Pero el partido terminó, y mientras el video sigue acumulando visualizaciones. Y ni siquiera es el video más visto. El Top 1 de 2015 de YouTube lo ocupa el rapero Wiz Khalifa con una canción de la séptima entrega de Fast and Furious: 1300 millones de visualizaciones. Mientras tanto Netflix está encontrando serias dificultades en seguir encontrando nuevos espectadores más allá de los Estados Unidos.
  • Los accionistas y su dinero siguen a los espectadores. Las acciones de Netflix subieron un 141% este año. Esto se debe a su rápido crecimiento: la estimación de crecimiento de ingresos de Netflix en 2015 era del 23%, unos 6.800 millones de dólares. Pero YouTube, que tiene casi 15 veces el número de usuarios de Netflix, espera facturar casi 9.000 millones de dólares en el mismo periodo. como decíamos antes, Netflix necesita desesperadamente seguir creciendo en mercados y en número de usuarios. Ayer mismo anunciaban su entrada en Rusia.
  • Netflix esta teniendo éxito a base de producciones muy cuidadas, pero muy costosas. Sus buques insignia son House of Cards, Orange is the new black o Narcos, series que han arrasado por su calidad pero cuyos costes de producción son también muy elevados. YouTube sin embargo a veces es hasta cutre.., pero triunfa. Una de las estrellas que obtuvo los mayores ingresos de YouTube el año pasado, ha sido una chica a la que sólo se le veían las manos en un video de 9 minutos utilizando un pedazo de plastilina Play Doh para hacer vestidos de muñeca: ha ganado $5 millones de dólares que ha sido visto más de 400 millones de veces. Se estima que el youtuber más famoso, PewDiePie, un sueco de 26 años, ha duplicado esos ingresos. Ninguno de sus videos ha superado individualmente los 100 millones de visitas, pero publica uno casi todos los días y tiene 41 millones de suscriptores, frente a los seis millones de la chica de Play Doh. Sus videos (bailando con su perro, comiendo malvaviscos con su novia, jugando videojuegos, etc.) se han visto 10.000 millones de veces. ¿Costes de producción? Tendentes a cero. ¿Posibilidades tanto de personalización como de impacto por su alcance? Todas. O sea, bocado perfecto para los anunciantes.

Quizá sea por esto, entre otros motivos, por el que ciertas agencias están rebajando sus expectativas para 2016 sobre Netflix (que, recordemos, ha sido el mejor valor en 2015).  Baird Equity Research rebajó ayer las recomendacion sobre las acciones de Netflix desde “comprara “neutral”, citando dudas sobre la empresa: la cantidad de suscriptores estadounidenses de la compañía pueden haber tocado techo; que los crecientes costos de contenido y el plan de Netflix para la expansión internacional son sus principales riesgos; y que la alta valoración de la compañía podría provocar unas sacudidas importantes en el valor de las acciones.

Y no se trata sólo de YouTube, en 2016 Netflix tendrá un amplio abanico de competidores. En el ámbito de los contenidos premium originales, tendrá que pelear contra HBO, Showtime, y Cinemax. En el mercado del streaming seguirá reinando, aunque tendrá detrás a YouTube, Amazon o Hulu. En la publicidad, ya hemos visto que tiene poco que hacer contra YouTube o Facebook. Y tendrá también enfrente a otros distribuidores de streaming, como las operadoras telco, y nuevas iniciativas como TV Everywhere

No todo es tan del color de rosa como lo pintan. O al menos, nada dura para siempre. Netflix lo tiene complicado, no puede permitirse dormirse en los laureles.

Vía Qartz

 

 

Anuncios