2015, el año en que las empresas de tecnología han empezado a ser todas lo mismo

¿Para qué innovar? Es arriesgado, tus accionistas no están para bromas, así que los experimentos mejor con gaseosa. Parece que la conclusión predominante en este 2015 ha sido que lo mejor que se puede hacer es para revitalizar la cuenta de resultados y sacarle lustre a la marca es copiar y adaptar las mejores ideas y los mejores productos de tus rivales.

Veamos algunos ejemplos:

  • Google quiere ser Microsoft (Google Docs se parece mucho, mucho a Office365), quiere ser Apple (empieza a hacer sus pinitos en hardware con los smartphones Nexus o las Google Glass), quiere ser Facebook (con Google+).., pero no le sale del todo.
  • Apple quiere volver a ser Apple (y sacan un nuevo iPhone -que es como el anterior, pero más grande-, un nuevo iPad -que es como el anterior, pero más grande-, un smartwatch y un cargador de batería para el iPhone -que deben haber hecho revolverse en su tumba a Steve), quiere ser Spotify (ellos lo llaman Apple Music), pero Tim Cook no es Steve Jobs, y Jon Ive está missing, así que no, tampoco le sale del todo.

 

Twitter quiere ser Facebook. Alibaba quiere ser Amazon. Amazon quiere ser Universal, hacer películas y ganar un Oscar. Lo mismo que Netflix. Todas las operadoras telco quieren ser Netflix. Todas están trabajando en un smart car. Todas están intentando llevarse el mercado de la nube. Todas están trabajando su propia solución de realidad virtual. Todas tienen el objetivo puesto en el IoT y en BigData. Todas, en todo.

 

A ver qué nos trae 2016, si más de lo mismo o quizá alguna gotita de originalidad, de creatividad.., o incluso de disrupción, ya puestos a pedir.

 

Vía The Verge

Anuncios