Samsung BioLogics: de los smartphones a la biotecnología

samsung

Diversificación, se llama. En estos días estamos viendo colaboraciones entre diversas industrias que hasta hace tan sólo unos años nos hubieran sonado a imposibles. Por ejemplo, que Google y Ford se unan para fabricar coches autónomos. Si alguien le hubiera dicho a Ford en 1998 que 15 años después iría de la mano y que se iba a plegar al capricho de un par de estudiantes de Stanford, no se lo habrían creido ni en sueños.

Pero los tiempos cambian, el mundo cambia, los negocios cambian, y hay que adaptarse. También las compañías tecnológicas. Samsung, por ejemplo. La clave del éxito del negocio más conocido del conglomerado coreano es el perfeccionamiento del proceso de fabricación de pantallas planas y semiconductores y el aumento de su producción para aprovechar economías de escala. Hoy, la compañía es el mayor fabricante mundial de smartphones, televisores y chips de memoria. Pero saben que nada dura para siempre. Su negocio de smarthones vive constantemente amenazado (por Huawei, por ejemplo), cada vez se ingresa menos por la venta de tablets, y está por ver qué sucederá cuando Apple prescinda de los chips de Samsung en los iPhone.

Hay que abrir nuevos mercados y nuevos ingresos, incluso en áreas donde aparentemente no se les espera, como la biotecnología. Samsung quiere aprovecha su experiencia en la manufacturación de chips y smartphones para producir medicamentos biológicos para las grandes farmacéuticas del mundo. Su meta es convertirse en el mayor fabricante por contrato de remedios biológicos, que son hechos a partir de células vivas, sangre y tejido, en lugar de químicos, para tratar enfermedades, desde cáncer hasta artritis.

Samsung ya lleva invertidos 1000 millones de dólares en investigación y desarrollo de medicamentos genéricos, y otros 1000 millones en la construcción de dos plantas para producir medicinas biológicas para las farmacéuticas. A estas dos plantas se sumará una tercera planta, que cuando esté terminada en 2018 será la instalación de fármacos biológicos más grande del mundo. Esta fábrica convertirá a Samsung BioLogics Co., el nombre de la compañía, en el mayor fabricante de medicinas por contrato del mundo por capacidad.

Samsung BioLogics ya es la tercera del mundo, detrás de la suiza Lonza Group y la alemana Boehringer Ingelheim GmbH. Las estimaciones internas de Samsung consideran que los ingresos derivados de la fabricación de remedios biológicos pasarán de 28.000 millones de dólares de este 2015 a 42.000 millones de dólares en 2020.

Y creciendo. Desde luego, sale más rentable que seguir compitiendo por márgenes irrisorios en el mercado de los smartphones.

 

Vía Business Insider UK

 

Anuncios

One comment

  1. Víctor Hugo Orozco ortega · diciembre 25, 2015

    Quisiera saber cómo entró en contacto con la empresa ya que tenemos biotecnología de punta en medicina y ciencias de la vida que podríamos compartir en el mercado.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.