El Parlamento alemán aprueba una ley para almacenar datos telefónicos y de internet

Según una nueva ley aprobada por el Bundestag el pasado viernes, las empresas alemanas de telecomunicaciones estarán obligadas a guardar los datos telefónicos y de Internet y conservarlos durante al menos 10 semanas. Para ayudar a combatir el crimen se supone, claro.

Con esta ley de conservación de datos, las empresas tendrán que mantener los datos acerca del momento y de la duración de las llamadas telefónicas, así como los metadatos asociados, junto con los datos del tráfico de Internet a través de las direcciones IP, pero se prohíbe expresamente almacenar el contenido de las comunicaciones.

Los datos de localización de los teléfonos móviles sólo podrán ser almacenados durante cuatro semanas, y el tráfico de correo electrónico está excluido de la nueva ley. Los CPDs donde se guarden estos datos estarán situados en Alemania, según expuso el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas.

Los datos sólo podrán ser utilizados en la investigación del terrorismo y de otros delitos graves, y se debe obtener el consentimiento de un juez antes de buscar entre estos datos. Además, la persona que vaya a ser investigada debe ser notificada.

El año pasado, el máximo tribunal de la Unión Europea tumbó una norma que pretendía obligar a las empresas de telecomunicaciones a almacenar los datos de las comunicaciones de los ciudadanos de la UE durante dos años. En 2010, la Corte Constitucional de Alemania bloqueó una ley con la que se intentaba guardar todos los datos durante seis meses.

La privacidad es -¿era?- un tema particularmente sensible en Alemania debido a la vigilancia que llevaron a cabo la Gestapo en la era nazi, y la Stasi como policía secreta en la Alemania Oriental comunista. Fantasmas del pasado. Más recientemente, las revelaciones de Snowden acerca del espionaje generalizado de la NSA en Alemania y sus gobernantes por parte de Estados Unidos causaron indignación en Alemania. Pero ya se les ha pasado, parece.

– ¿Entonces no podemos guardar los datos 2 años?

– No, prohibido.

– ¿6 meses?

– No, tampoco, no puedes.

– ¿10 semanas entonces?

– Bueno, venga, va, pero sé bueno y no hagas nada que no debas.

– Nada, nada, palabrita de boy scout.

Vía The Register

Anuncios