iPhone 6s contra las operadoras

Antes, con cada presentación de un nuevo smartphone de Apple, las operadoras solían hacer la ola. El lanzamiento al mercado de un nuevo iPhone convertían al nuevo terminal en oscuro -o dorado, o rosado- objeto de deseo de sus clientes, que pasaban a soslayar algunas de las habituales reticencias a casarse por dos años con la telco de turno. El nuevo iPhone era el anzuelo perfecto para atraer a nuevos clientes o retener/fidelizar a los antiguos. O lo compras libre por precios de 600-700€ o más, o te coges una tarifa de voz y datos por dos años para financiar la compra del terminal.

Apple puede ahora romper ese círculo virtuoso. El pasado miércoles Apple anunciaba que por primera vez va a financiar la compra del iPhone directamente a los clientes, sin que tengan que estar atados a ninguna compañía en particular. O sea, saltándose a las operadoras.

Supongamos ahora que Apple sigue avanzando en sus planes de incorporar de fábrica la Apple SIM en todos los modelos de iPhones e iPads. El resultado sería que, como consumidor y usuario, serías libre. Sin ataduras de costes financieros asociados a una tarifa de voz y/o datos, sin tener que cambiar de SIM si cambias de operadora porque ya llevas una SIM universal que te permite moverte entre redes de operadores en hasta 90 países, parece que los días de estar atrapado en una operadora están contados.

Bueno, serás casi libre. Si quieres cambiar de Apple a Android, quizá ya no sea tan fácil escaparse.

Vía Wall Street Journal

Anuncios