El hiperfragmentado mundo de Android

La fragmentación es a la vez la gran fortaleza y la gran debilidad del ecosistema Android. Por un es un dolor de cabeza para los desarrolladores, pero por otro lado proporciona la base para la expansión global de Android. Podemos encontrar dispositivos Android de todas las formas y tamaños, con muy diferentes niveles de rendimiento y tamaños de pantalla, cada uno de los cuales presenta diferentes versiones diferentes de Android, añadiendo así otro nivel de fragmentación. 

OpenSignal ha elaborado su propio estudio basándose en las descargas de su app. Recoge sus conclusiones en estos gráficos, y seguramente sea la mejor forma de visualizar la gran variedad de dispositivos Android que existen en el mercado. El gráfico muestra el desafío al que se enfrentan los desarrolladores de Android: en 2015, más de 24.000 dispositivos diferentes se descargaron la app. En el mismo informe del año pasado detectaron 18.796 dispositivos. En 2013, 11.868. Cada año, más y más dispositivos Android diferentes.

Como es fácil suponer, en este entorno hiperfragmentado,  el entorno de desarrollo, la seguridad, la optimización de las apliaciones pueden llegar a ser una meta inalcanzable. Añadamos otro punto más de fragmentación: el tamaño de las pantallas. En el gráfico siguiente podemos ver las diferentes combinaciones y tamaños de pantallas, RAM, CPUs… Crear un diseño que funcione bien en todas estas pantallas es un infierno para cualquier desarrollador.

screenEn definitiva, como bien se dice en el artículo de El Confidencial, con este panorama de fragmentación, la responsabilidad de tener dispositivos actualizados y de recoger los últimos parches publicados por Google para solucionar las vulnerabilidades que van apareciendo, recae completamente en los fabricantes, que por una cuestión de costes no actualizan sus terminales, dejando a millones de personas con equipos desactualizados y con fallos de seguridad.

 

Vía El Confidencial

Anuncios