Personalized Learning Platform: Facebook entra en el mundo de la educación

Facebook anunciaba el jueves que ha construido una nueva herramienta para ayudar a las escuelas a adoptar un sistema de aprendizaje personalizado. Su intención es facilitar a cualquier escuela pública esta aplicación de forma completamente gratuita.

En colaboración con las Summit Public Schools (una red de nueve escuelas en California y el estado de Washington muy conocidas por su especial enfoque del aprendizaje que hace hincapié en dejar que los estudiantes avanzan a su propio ritmo ), Facebook ha rediseñado su Plan de Aprendizaje Personalizado -Personalized Learning Platform (PLP)-. Los ingenieros de Facebook han estado trabajando junto a los profesores y estudiantes en la Summit para desarrollar el software en los últimos meses, después de que la CEO y fundadora de la compañía, Diane Tavenner, se dirigiese al gigante de las redes sociales pidiéndole ayuda e ingenieros.

Y estos son los resultados:


En lugar de invertir tiempo en el aula, las escuelas Summit suben todos los contenidos a internet y ponen las tareas online. ¿Qué hace entonces cuando están en clase? El tiempo de clase se dedica a realizar actividades dirigidas por los profesores con la colaboración de los estudiantes. Los profesores también animan a los estudiantes a entender todo su trabajo en el contexto de una realidad más global y unas metas más grandes, a más largo plazo, y trabajan con ellos para planificar y realizar un seguimiento de su curso de trabajo como un camino hacia esas metas. Un enfoque muy distinto al que estamos acostumbrados, desde luego.

El software no requiere una cuenta de Facebook para registrarte, y Facebook ha asegurado que el equipo que trabaja con Summit funciona de forma independiente del resto de la empresa.

Un nuevo paso adelante de Facebook. Muchos de sus competidores ya han saltado al mundo de la educación, donde las empresas de tecnología ven un enorme potencial de crecimiento en este sistema educacional que se ha quedado obsoleto y que no está siendo capaz de afrontar el cambio de tiempos, de mentalidad y de necesidades del proceso formativo. En Estados Unidos, los Chromebooks de Google han arañado una gran participación del mercado de 13.000 millones de dólares de dispositivos en el aula, donde Apple acapara más de la mitad de los equipos vendidos  en educación. LinkedIn recientemente invirtió 2.000 millones de dólares para adquirir Lynda.com, una plataforma de educación en línea. No nos olvidemos tampoco de Google Classroom, más en la línea de PLP. Tampoco olvidemos las plataformas MOOC, como Coursera, que hace unas semanas obtenía 50 millones de dólares para expandirse por el mercado latinoamericano.

Mientras tanto, en España, los padres no saben qué libros comprar, y por desgracia para muchos de ellos, tampoco de dónde sacar dinero para comprarlos. Ni hablemos ya de formación en las habilidades que el futuro mercado de trabajo va a demandar o de nuevos modelos pedagógicos. ¡Es la educación, estúpidos!

Vía Facebook

Anuncios