Invertir en empresas tecnológicas, no apto para cardíacos

Destacaba ayer la prensa salmón que las fusiones y las adquisiciones en el sector tecnológico han crecido un 142% y marcan un récord desde el año 2000. El valor total de fusiones y adquisiciones en el sector de tecnología rondó los 127.200 millones de dólares en el segundo trimestre del año, lo que supone un crecimiento del 142% interanual y del 65% respecto al primer trimestre, según el estudio EY’s Global Technology M&A. Una cifra récord que no se alcanzaba en un trimestre desde el año 2000, cuando America Online (AOL) anunció una fusión con Time-Warner valorada en 160.000 millones de dólares (140.000 millones de euros).

Llámenme escéptica, pero toda comparación com semejantes cifras y más si las ponemos en relación con el año 2000, a mí me suena a reedición de la burbuja puntocom que vivimos por aquel entonces (explosión y desastre posterior incluidos).

A pesar de que estas cifras parecen invitar al optimismo desaforado, el sector tech sigue siendo un entorno de riesgo y particularmente sensible a las sacudidas del mercado, según estamos viendo con la sacudida bursátil que ha provocado China.

Cuando los mercados bursátiles abrieron el lunes 24, en comparación con el precio de cierre del viernes, Facebook vio reducida su capitalización bursátil en un 12,1%, Apple bajó un 10%, Amazon bajó un 6,4%, Microsoft, 5,8%. Este lunes negro le ha puesto el colofón a un mes de agosto más que negro para las empresas tecnológicas, como se puede ver en el gráfico de Business Insider.
Será interesante ver si esto es una corrección permanente o si los mercados de valores se recuperarán en las próximas semanas. Esperemos que sea lo segundo.
Anuncios