Amazon, Microsoft, IBM y Google dominan el mercado cloud.., pero Alibaba tiene algo que decir

Según datos del Synergy Research Group correspondientes al segundo trimestre de 2015, Amazon, Microsoft, IBM y Google suponen el 54% del negocio de la nube. Comparando la cifra con los dos años anteriores, se puede comprobar cómo los Big Four del mundo cloud han ido ganando posiciones a buen ritmo: si en el segundo semestre de 2013, alcanzaban el 41% de la cuota de mercado, en ese mismo periodo de 2014 representaban el 46%.., y creciendo.
El artículo de Computing donde se habla de este informe, se cita a John Dinsdale, Chief Analyst and Research Director de Synergy Research Group: “El mercado de servicios de infraestructura cloud se está bifurcando muy claramente con una brecha cada vez mayor entre los cuatro principales proveedores de la nube y el resto de los actores de este mercado”.
Hasta aquí, nada nuevo. Pero me choca cuando al analista se le pregunta acerca de cómo ve el panorama para el resto de actores cloud, afirma rotundo: “Lo mejor es asimilarlo: esto no va a cambiar”.
¿El futuro cloud está escrito? ¿No va a cambiar? ¿Seguro? Leíamos hace unos días en Business Insider que Alibaba va a redoblar su inversión en cloud computing, con una inversión de 1000 millones de dólares destinados a ampliar la presencia internacional de Aliyun, su división de servicios cloud. Esta inversión se utilizará para ampliar la presencia internacional de Aliyun, ampliar su ecosistema de alianzas, y construir nuevos centros de datos en Oriente Medio, Japón y Europa.
“Esta inversión adicional de 1000 millones de dólares es tan sólo el comienzo”, dijo Daniel Zhang, presidente ejecutivo de Alibaba, en un comunicado. Lo tienen muy claro. Simon Hu, el presidente de Aliyun declaraba la semana pasada: “A Amazon le llevó 10 años llegar a donde está hoy. Aliyun acaba de cumplir seis años y confiamos en alcanzar o superar a Amazon en tres o cuatro años”.
Hay que poner en perspectiva esa inversión, porque aunque parezca una gran cantidad de dinero, prácticamente se agota con la construcción de un nuevo centro de datos. Pero es un signo inequívoco de que Alibaba quiere plantearle la batalla a Amazon no sólo en el mundo del retail, sino también en el mundo del cloud. Amazon ya ha entrado en el mercado chino, cuando el año pasado abría sede en Beijing, y ahora Alibaba mueve ficha en el mismo sentido, intentando entrar en el mercado de empresas estadounidense, abriendo CPD de Aliyun en Silicon Valley.
Habrá que emplazar de aquí a tres años a estos sesudos analistas internacionales que afirman que todo está dicho y hecho, a ver si tienen que retractarse. Se perfila en una batalla interesante.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.