Samsung sigue cayendo

Leo en Expansión que Samsung Electronics estimó hoy un beneficio operativo en el período abril-junio de 5.540 millones de euros, lo que supone un descenso del 4,03% respecto al mismo trimestre del año pasado. La reducción de los beneficios y ventas de la multinacional responden a la tibia acogida del Galaxy S6, del que se esperaban unas fuertes ventas de entre 50 y 60 millones de unidades de Galaxy S6 y S6 Edge -la versión con pantalla curva- pero los analistas estiman que la cifra oscilará entre 40 y 50 millones.

Algunos directivos lo achacan a los problemas que hubo en la salida al mercado del Galaxy S6, donde hubo problemas con los envíos y en la atención de la demanda. También se le achaca a que Apple ha aumentado el tamaño de las pantallas en sus nuevos iPhone, eliminando así otro de los elementos diferenciales de Samsung.

Todo ello es cierto. Pero esto ya le pasó a Samsung el año pasado. El problema de Samsung tiene que ser otro, y probablemente sea el de la diferenciación.

Primero, en el mercado Android. Hay decenas de terminales Android en el mercado. Aunque el S6 sea un muy terminal, ¿por qué te vas a gastar 700€ en un S6 pudiendo tener un muy buen Xiaomi o un muy buen Huawei por la mitad de dinero? Segundo, en su eterna batalla contra Apple. Aparte de la potencia de la marca de la manzana, Apple está implementando nuevos servicios muy interesantes para los usuarios, como Apple Pay, Apple Music y dentro de poco, Apple News. Samsung sólo ha presentado Samsung Pay, que se supone entraba en funcionamiento este verano, pero cuyo lanzamiento ha sido retrasado al otoño.

Una batalla más en esta guerra de fabricantes. Seguro que Samsung aún no ha dicho su última palabra.

Vía Expansión

Anuncios