El parlamento italiano publica borrador de Declaración de Derechos de Internet

Necesitamos una Carta Magna de derechos para Internet. No fueron Estados Unidos ni Corea del Sur -los habituales alumnos aventajados- quienes dieron el primer paso, sino Filipinas y Brasil. Filipinas, con la Carta Magna para las libertades de Internet, y Brasil con el Marco Civil da Internet, siendo este último el que se ha convertido en modelo y referencia para una futura Carta Magna global de Internet.

En marzo de este año, el Congreso brasileño aprobaba el Marco Civil da Internet, una carta de derechos para usuarios de Internet surgido en 2009 a partir de un proceso colaborativo al que se fueron incorporando activistas y organizaciones a través de consultas públicas abiertas a todos los brasileños. Entre los principales impulsores de esta futura Carta Magna global figura Tim Berners-Lee, creador de la WWW, uno de los padres de Internet (de los que de verdad se merecen ese título de paternidad) y que también celebró públicamente la aprobación del Marco Civil.

Filipinas, Brasil, Holanda, Chile y Eslovenia han garantizado por ley la neutralidad de la red. Islandia y su constitución colaborativa. A ese reducido grupo de países se suma ahora Italia. El parlamento italiano acaba de publicar un borrador de una Declaración de Derechos de Internet entendiéndolos como un instrumento indispensable y de reconocimiento pleno de la libertad, la igualdad, la dignidad y diversidad de cada persona. La garantía de estos derechos es una condición necesaria para asegurar el funcionamiento democrático de las instituciones y para evitar la prevalencia de los poderes públicos y privados que podrían conducir a una sociedad de la vigilancia, el control y la selección social.

Con sólo seis páginas, es más un boceto que un borrador. Se describen brevemente catorce “derechos digitales” tales como la neutralidad de la red, protección de datos, derecho al anonimato, derecho al olvido.., y al igual que Brasil, está abierto a sugerencias y comentarios a través de una plataforma online.

Pero siguen siendo iniciativas aisladas. ¿Qué sucedería si la UE tomase el testigo la UE e incluyese la elaboración de esta Carta Magna como uno de los puntos fundamentales a desarrollar dentro de la estrategia “Europa 2020”? Más ahora, que hay dos comisarios para el área digital, Andrus Ansip y Gunther Oettinger. ¿Contribuiríamos así a alcanzar el objetivo de completar el objetivo de Mercado Único Digital en los próximos 5 años? Quizá sería otra oportunidad para que la UE liderase el discurso TI y fuese considerara como abanderada y referencia de gobierno global.

 

Vía @glynmoody

Anuncios