Cómo Pokémon Go afecta -y perjudica- las redes de las telco

pokemon-servers-down-5ce84

Pokémon GO requiere de conexión permanente a sus servidores para mantener siempre actualizado para todos el posicionamiento de los elementos del juego en el mapa. De estar offline, o de no tener una conexión constante, el jugador no podría, por ejemplo, capturar pokemons al mismo tiempo que sus amigos. Esto ha sometido a una presión fortísima a la nube donde se alojan, Google Cloud Platform, provocando su ralentización y colapso hace un par de semanas.

Pero la nube de Google no es la única infraestructura puesta a prueba. Pokémon Go también puede hacer sufrir considerablemente la red de las operadoras telco que te dan servicio. Un análisis de Procera Networks, -empresa especializada en soluciones para la congestión de las redes de datos-, muestra que el elevado número de usuarios simultáneos de Pokémon Go ha provocado un descenso dramático del rendimiento de su red.

Observaron el comportamiento de la red de un operador móvil europeo (2 millones de usuarios) en una ventana de 3 horas durante las cuales se conectaron al juego un 7% de los clientes. Observaron que el problema no está en el ancho de banda consumido por usuario, sino en el elevadísimo número de sesiones que Pokemon Go activa de otros parámetros de red: señalización, carga, análisis y seguridad. El usuario no lo aprecia, pero a la operadora el juego le provoca una importante sobrecarga por la inundación de parámetros de señalización necesarios para sostener la respuesta del juego. La única aplicación que genera más conexiones por abonado que Pokemon Go es el software de intercambio de archivos BitTorrent – que precisamente destaca por el gran consumo de sesión que necesita para funcionar. Pokemon Go utiliza incluso más conexiones por suscriptor que DNS o la navegación web.

Y como el artículo de Procera ya adelanta, ¿qué pasará cuando Pokemon Go y Niantic empiecen a utilizar los datos de sus usuarios de localización para enviarles publicidad? Recordemos: Google está detrás, Niantic nació en Google. Es decir, ¿qué pasará cuando las telco vean sus redes cada vez más tensionadas y su rendimiento penalizado, y se vean obligadas a mejorarlas para responder a la demanda y tener contentos a los clientes sin obtener ningún beneficio a cambio ni generar nuevos ingresos, y todo ello para que Google y Niantic sean los únicos que moneticen ese trasiego de datos?

Es decir, de nuevo el debate: ¿deben Google y Facebook pagarles a las telco por usar sus redes?

 

 

Publicada Directiva UE 2016/1148: medidas para garantizar un elevado nivel común de seguridad de las redes y sistemas de información en la UE

 

Considerando la UE que:

  • Las redes y sistemas de información desempeñan un papel crucial en la sociedad. Su fiabilidad y seguridad son esenciales para las actividades económicas y sociales, y en particular para el funcionamiento del mercado interior.
  • La magnitud, la frecuencia y los efectos de los incidentes de seguridad se están incrementando y representan una grave amenaza para el funcionamiento de las redes y sistemas de información. Esos sistemas pueden convertirse además en objetivo de acciones nocivas deliberadas destinadas a perjudicar o interrumpir su funcionamiento. Este tipo de incidentes puede interrumpir las actividades económicas, generar considerables pérdidas financieras, menoscabar la confianza del usuario y causar grandes daños a la economía de la UE.

Y con este punto de partida, y 73 consideraciones más, el 19 de julio de 2016 se ha publicado la Directiva UE  2016/1148 del parlamento europeo y del Consejo de 6 de julio de 2016 relativa a las medidas destinadas a garantizar un elevado nivel común de seguridad de las redes y sistemas de información en la Unión.

La directiva establece estándares comunes de seguridad, incrementando también la cooperación entre los países miembros. La principal medida de la nueva norma consiste en establecer obligaciones para las compañías de sectores esenciales como la energía, el transporte, los servicios sanitarios, la banca y el suministro de agua, así como para los grandes proveedores de servicios digitales en el ámbito del comercio online, los motores de búsqueda y los servicios en la nube. Estas empresas deberán adoptar medidas para garantizar la seguridad de su infraestructura e informar a las autoridades estatales en caso de incidentes importantes. Las compañías pequeñas no están obligadas a adoptar estas medidas.

Para tal fin:

  • Establece obligaciones para todos los Estados miembros de adoptar una estrategia nacional de seguridad de las redes y sistemas de información;
  • Crea un Grupo de cooperación para apoyar y facilitar la cooperación estratégica y el intercambio de información entre los Estados miembros y desarrollar la confianza y seguridad entre ellos;
  • Crea una red de equipos de respuesta a incidentes de seguridad informática («red de CSIRT», por sus siglas en inglés de «computer security incident response teams») con el fin de contribuir al desarrollo de la confianza y seguridad entre los Estados miembros y promover una cooperación operativa rápida y eficaz;
  • Establece requisitos en materia de seguridad y notificación para los operadores de servicios esenciales y para los proveedores de servicios digitales;
  • Establece obligaciones para que los Estados miembros designen autoridades nacionales competentes, puntos de contacto únicos y CSIRT con funciones relacionadas con la seguridad de las redes y sistemas de información.

Esta nueva Directiva entra en vigor ya, en agosto de 2016, y los Estados miembros tendrán 21 meses para transponerla y 6 meses más para identificar a los operadores de servicios esenciales. Otra tarea más pendiente para cuando tengamos gobierno…

Ranking de integradores de Big Data-Analytics en España

Big Data empieza a ser un término de dominio público y que sorprende a pocos que traten con las tecnologías de la información. La expresión fue acuñada a finales de los 90 al describir el problema de visualización de amplios conjuntos de datos que superaban las capacidades habituales de computación y almacenamiento. En 2001 se empieza a hablar de las 3 V, refiriéndose a volumen, velocidad y variedad, y a partir de 2005 las empresas tecnológicas (Google a la cabeza, pero también Facebook o LinkedIn entre otras) desarrollan herramientas y algoritmos que son capaces de tratar ingentes cantidades de información. Unos años más tarde, progresivamente y como evolución natural de las herramientas de Business Intelligence, los fabricantes de hardware y software empiezan a desarrollar soluciones comerciales y los integradores no dejan de incluir el término de moda en su catálogo de servicios.

Usualmente la oferta en Big Data va acompañada de Analytics conformando unos servicios que además de maximizar la potencia de cálculo y los algoritmos de análisis sobre grandes conjuntos de datos para identificar patrones, aportan el valor de ser objetivos y precisos, e incluso capaces de inferir y predecir nuevos comportamientos precisamente por tratar con volúmenes elevados de información.

El interés del binomio Big Data-Analytics no ha parado de crecer en los últimos años. Según la Comisión Europea, sólo en información personal de todos los ciudadanos europeos, se estima que es un mercado que crecerá a razón de un billón de euros anual hasta el 2020. Aunque existe curiosidad, el proceso de adopción tecnológica en el mercado español se encuentra todavía en una fase inicial en el que los responsables tecnológicos de las empresas todavía tienen bastante desconocimiento sobre este tipo de soluciones y cómo pueden aportar valor a la empresa. Probablemente esta falta de consciencia viene derivada de la dificultad real para convertir el potencial valor que pueden llegar a aportar en beneficios tangibles. Desde el punto de vista tecnológico se necesita trabajo de fontanería en el backoffice: conocimiento de las tecnologías implicadas, perfiles capacitados y en consecuencia presupuesto, gestión, pruebas piloto, despliegue de la tecnología en los departamentos de la organización, auditorías de seguridad y de cumplimiento normativo, decidir si los servicios se despliegan en la nube o en infraestructura propia, etc. Pero se necesita mucho más que la tecnología. Las cuatro primeras barreras están directamente relacionadas con cómo las empresas perciben dicho valor o, mejor dicho, son consecuencia de cómo no lo perciben: Toma de decisiones no orientada al dato; Falta de conocimiento del usuario de negocio; Falta de apoyo por parte de la dirección; ROI poco claro.

Penteo define en su informe a los Integradores de Big Data-Analytics, como aquellos que ofrecen un portafolio completo que englobe soluciones Analíticas sobre entornos Big Data (es decir, que comprendan entre otra, información desestructurada, con alto volumen y con capacidad de procesarla en tiempo real). En este portfolio se incluyen los servicios de consultoría para determinar la estrategia funcional y tecnológica en relación a casos de uso, fuentes de datos a usar, mecanismos de almacenamiento, tratamiento, visualización, y otros, así como servicios de implantación y posterior mantenimiento y operación de la plataforma Big Data-Analytics implementada. Además, complementariamente pueden proveer del hardware y la infraestructura asociadas, así como ofrecer soluciones paquetizadas para sectores concretos, o perfiles específicos en formato asistencia técnica o, en el otro extremo, capacidades en formato as a Service en pago por uso.

De forma resumida, estas son algunas de las conclusiones de los principales actores del mercado español analizados en el informe de Penteo:

  • Hewlett Packard Enterprise (HPE): se sitúa como el primero de los proveedores analizados tanto en capacidades como en prestaciones. Su propuesta de  valores multi-sectorial, agnóstica de tecnología y empieza a contar con referencias significativas, que complementa con otras líneas de servicio asociadas a la disciplina.
  • SDG Group destaca como proveedor especialista con altas prestaciones en implantación de proyectos de Analytics y también BigData  ,en múltiples sectores y usando diversidad de plataformas, lo que les proporciona versatilidad para poder abordar proyectos de todo tipo con garantía y buena satisfacción de clientes.
  • Capgemini: con buenas capacidades y un portafolio completo, son especialmente potentes en Business Intelligence y Analytics, donde los clientes expresan alta satisfacción. En Big Data en España están tomando relevancia en el sector retail, sin descartar otros sectores de actividad económica.
  • Atos: dispone de capacidades y activos en todas las disciplinas, incluida la supercomputación. La nueva plataforma Codex les tiene que permitir ganar referencias en nuestro mercado y practicar una aproximación más cercana a negocio.
  • Telefónica: es un actor nuevo en este mercado, pero que internamente ha usado y usa intensivamente BigData Analytics para mejorar su negocio. Su propuesta de valor actualmente se basa en realizar proyectos a partir de los insights generados en base a la información propia de la que dispone como operador global de telecomunicaciones. Deben ganar volumen de referencias.
  • Everis: cuenta con una amplia plantilla dedicada a la línea presente en el mercado español, gozan de alta satisfacción durante la ejecución de los proyectos, aunque deben mejorar su relevancia en las direcciones generales de las compañías,y aprovechar su integración dentro del grupo NTT.
  • T-Systems: dispone de una propuesta de valor completa que debe materializarse en casos de uso concretos para ganar relevancia en Big Data-Analytics. Su oferta Data-Gyms permite que cadacliente escoja la modalidad de contratación de los servicios.
  • Seidor: ha estado tradicionalmente vinculado a la tecnología SAP donde goza de alta competencia y prestigio. Ha desarrollado soluciones específicas para Telco, Banca o áreas específicas de las empresas para análisis de fraude, planificación de la demanda,…que le permiten acelerar elddespliegue de soluciones Big Data.

 

Pero esto no acaba aquí; de hecho, acaba de empezar. La sensorización de cualquier labor, la domótica, los wearables, las smart cities, Internet of Things, datos que ya se recogen pero que se infrautilizan (pensando en sistemas de control industrial, tornos de acceso a recintos, etc.) y otras que ni imaginamos, son fuentes de datos que multiplicarán su actividad. Y hay que sumar el refinamiento de los algoritmos, que combinados con la siempre creciente potencia de cálculo, por ejemplo ya incorporan una dimensión semántica que permiten una comprensión del contexto de los datos y su significado en ese contexto, configurando soluciones de
inteligencia artificial o Deep Learning.

En el momento que la tecnología madure completamente, probablemente dejaremos de diferenciar específicamente Business Intelligence, Analytics o Big Data, todo convergerá en soluciones que a la postre transforman datos en información relevante para los negocios

Vía Penteo

La próxima frontera (otra más): la computación sin servidores

El Cloud Computing ha supuesto una auténtica revolución en el sector TI y en el modo de trabajar y de pensar de la mayoría de las empresas e industrias. IaaS (Infrastructure as a Service), PaaS (Platform as a Service) o SaaS (Software as a Service).., modalidades de soluciones, flexibles y basadas en el pago flexible por uso de servidores, memoria y almacenamiento.

En la frenética carrera por innovar, los contenedores y modelo Docker parecían ser the next big thing en el avance del modelo cloud. Basado en Linux, Docker automatiza el despliegue de aplicaciones dentro de contenedores de software, proporcionando una capa adicional de abstracción y automatización de virtualización a nivel de sistema operativo.

 ¿Qué es lo siguiente, cuál es el siguiente nivel de abstracción? Prescindir del servidor, que ya no tengas que hacer frente a pensar si necesitas más o menos capacidad, cómo vas a hacer el despliegue, el escalado o la tolerancia a fallos. No necesitas contratar servidores, instalar software, bases de datos, configurar máquinas…Coges tu desarrollo o tu aplicación, lo lanzas a la nube y se ejecuta, sin que tengas que estar pensando en servidores.

¿Fantasía? Casi, pero no. Ya te lo ofrecen Microsoft (Azure Functions), Google (Google Cloud Functions) y Amazon (Amazon Lambda). Son servicios de computación sin servidores que ejecutan el código como respuesta a eventos y administran automáticamente los recursos de computación subyacentes. Ejecutan el código en una infraestructura informática de alta disponibilidad y ejecutan la administración integral de los recursos informáticos, incluido el mantenimiento del servidor y del sistema operativo, el aprovisionamiento de capacidad y el escalado automático, la implementación de parches de seguridad y código, así como la monitorización y los registros.

Lo único que tienes que hacer es proporcionar el código. La computación bajo demanda llevada a su conclusión natural, dicen.

 

 

Apple, Microsoft y Google concentran el 23% del dinero en efectivo de las empresas norteamericanas

A todos nos suena que Apple dispone de una enorme reserva de dinero en efectivo -215.000 millones de dólares, según las informaciones más recientes-, pero un nuevo informe de la agencia de calificación crediticia Moody’s nos ayuda a poner es número en perspectiva. Excluyendo a la banca y las finanzas (sector que por definición dispone de una gran cantidad de dinero en efectivo), sobresale un dato: tres empresas poseen el 23% de toda la caja de todas las empresas en los EE.UU: Apple, Microsoft y Google.

Esta es la primera vez que los cinco primeros puestos son ocupados por empresas de tecnología. Otra vez ponemos a Apple en perspectiva: posee dos veces más cash que Microsoft y tres veces más que Google. Apple lidera la lista con 215.700 millones de dólares en efectivo, seguido por Microsoft con 102.600 millones, y Google con 73.100 millones.

Por primera vez, las cinco primeras posiciones de este ranking de “caja” de Moody’s están ocupadas por empresas de tecnología, con Cisco y Oracle ocupando los puestos 4 y 5 tras Apple, Microsoft y Google.

Las empresas tecnológicas acumularons 777.000 millones de dólares en efectivo, o sea, el 46% por ciento del total de efectivo en todos los sectores no financieros. Y la tendencia es seguir creciendo.

Este otro dato también es interesante: el 87% de este dinero se encuentra fuera de Estados Unidos. Moody’s estima que entre Apple, Microsoft, Cisco, Google y Oracle suman 441.000 millones de dólares en el extranjero, y que no lo repatrían por cuestiones fiscales.

Da para unas cuantas reflexiones. En un momento dado, ¿podrían las tecnológicas empezar a ser competencia para las empresas del sector financiero? ¿Podría el gobierno EE.UU pedirle financiación a Apple? Sabiendo que hay tales cantidades de efectivo con laxos tratamientos fiscales, ¿deberían los estados focalizar sus esfuerzos en obligar a las empresas a repatriar esa riqueza? ¿No da vértigo que tal cantidad de millones se acumule en empresas -como las tecnológicas- capaces de provocar cambios disruptivos en las economías y en las formas de producción, pero que no generan el mismo ritmo vertiginoso de creación de empleos y de redistribución de esa riqueza?

 

Apple: ¿la alternativa al iPhone es la energía solar?

 

apple energy

Apple ha llegado a ser la empresa número 1 del mundo gracias a su emblemático iPhone que ha dominado el mercado durante años. Sin embargo, ahora que prácticamente ya se han vendido todos los iPhone que se podían vender, comienza la etapa de disminución rampante de ingresos, por lo que la empresa necesita con urgencia encontrar otras fuentes de ingresos adicionales que le permitan seguir creciendo y reducir la absoluta dependencia del iPhone. Parece que ha conseguido finalmente uno: la energía solar.

Apple ha creado una nueva filial que ha bautizado como Energy LLC, que pretende vender el exceso de electricidad que genera a partir de diversas fuentes de energía en diferentes áreas -sobre todo la que genera en sus proyectos en Cupertino y Nevada-, tales como paneles solares, pilas de combustible de hidrógeno, hidroeléctricas, parques solares, y las instalaciones de biogás. Ya han solicitado la aprobación de la Comisión Reguladora de Energía de Estados Unidos.

Según su último informe de responsabilidad ambiental, Apple genera suficiente energía como para alimentar el 93% de su negocio en todo el mundo, pero tiene previsto expandir sus granjas para aumentar esa cantidad, por lo que le sobrará capacidad suficiente como para venderla a empresas (¿y quizá al consumidor final?). La compañía ha anunciado planes para generar 521 megavatios de proyectos de energía solar en todo el mundo. También tiene otras inversiones en biogás, hidroeléctricidad y geotérmia.

Apple no es original a este respecto, está siguiendo los pasos de Google. Mientras que Apple acaba de presentar la petición de los derechos comerciales para comercialización de electricidad, Google obtuvo estos derechos en 2010 y está obteniendo unos ingresos nada despreciables desde entonces. 

A partir de aquí, esperar y ver si de verdad esta es una vía alternativa de ingresos. En 2015, Apple generó más de 233.000 millones de dólares y reemplazar esta cantidad, así, de repente, es casi imposible. Lo que está claro es que apuestan muy en serio por esta alternativa, como evidencia la compra de 1500 mil millones de dólares en bonos a principios de este año para financiar proyectos de energía limpia, o la inversión de 850 millones de dólares en una granja solar de 130 megavatios al sur de San Francisco.

Vía 9to5Mac

Un paseo por la ‘gig economy’ (infografía)

Tiene muchos nombres: la economía bajo demanda, la economía flexible, wantonomics… Es la gig economy, y son todas esas empresas que hoy en día se construyen en torno a la idea de que tú puedes ser tu propio jefe y decidir qué puestos de trabajo y qué tareas quieres realizar.
El transporte, las compras, los alojamientos… Más de una quinta parte de los estadounidenses ya prestan servicios a través de la gig economy, y el sector está creciendo día a día. El tema es lo suficientemente importante como para que haya formado parte del discurso y del posicionamiento de los candidatos en la campaña electoral norteamericana. En España también ha surgido el particular (o el titular), pero no parece que se está abordando este debate con la profundidad que se merece.

 

Vía SelfStorage.com